Lo mejor de 2010 en ¡WEGO!

30.12.2010 | Varios | J.M. Campos

‘Cultura’ es una palabra muy grande. Tanto, que a veces te sientes estúpido por hablar de ella como algo que se pudiera abarcar, analizar científicamente y empaquetar en unas líneas de texto, en unas fotos o una canción. ¡WEGO! es tan sólo una motita dentro de esa inmensa palabra brillante e indispensable en nuestras vidas como el mismísimo sol. Una motita, sin embargo, que puede dar mucho de sí en los doce meses de vida de un año. Vente y te lo enseñamos.

Sigue leyendo //

(PINCHA EN EL NOMBRE DEL EVENTO QUE DESEES RECORDAR)

ENERO

En una época en la que la crisis lo mancha todo, 2010 nació en ¡WEGO! lanzando un mensaje optimista. Concretamente el del director Alexis Morante, un algecireño que con ilusión y talento ha pasado de simple aficionado al cine a realizar un documental y varios videoclips de Enrique Bunbury. De hecho, su corto, ‘Voltereta’, ha sido preseleccionado a los próximos Goya.

Asimismo, la animación es el camino que podría hacer del sevillano Pablo Oliveira y del granadino Javier Recio dos nombres muy conocidos en un futuro no muy lejano. Demostrado quedó tras vencer el primero en el Certamen de Cortometrajes de Animación de Ibercaja, y de hacerse con el Goya el segundo, con nominación al Oscar incluida.

El primer mes del año también nos dejó el soul de los Right Ons en Malandar y la polémica de los carteles de Daniel Alonso, el cantante de Pony Bravo (Michael Jackson y la Virgen de la Macarena, ¿juntos?). Eso y la demostración de que con una Game Boy se puede conseguir un ritmo fabuloso gracias a Meneo.

FEBRERO

El mundo aún estaba sobrecogido por el terremoto producido en Haití, para cuya recuperación aportaron su granito de arena artistas como Albertucho, La Selva Sur, Robot, Paco Cifuentes, Maga, Joaquín Calderón, Alfonso del Valle, Javier Ruibal y Kiko Veneno.

El mes de los enamorados dejó en Sevilla el cierre del Gabinete del Doctor Letamendi, cineclub insigne de la ciudad al que se le dedicó un merecido homenaje. Para desquitarnos de tanta melancolía, nos pusimos carnavaleros para recibir a las agrupaciones del concurso del Falla.

MARZO

El tercero fue un mes muy musical, a través de las actuaciones de Nueva Vulcano, Zahara, Arizona Baby y Standstill, y la salida al mercado de nuevos discos como los de Mañana, Fiera y los propios Standstill. Como casi siempre, las crónicas, fotos y críticas de ellos tuvieron buena acogida por vuestra parte, aunque con las discrepancias lógicas que siempre os reclamamos.

ABRIL

En abril ¡WEGO! cumplió dos añitos, para regocijo de todos nosotros. Vivimos el final de la primera temporada de ‘Malviviendo’, y sufrimos/disfrutamos de la compañía de ‘Niña repelente’, otra serie hecha en Sevilla que triunfa en Internet. Marina Gallardo, por su parte, nos mostró la otra cara de los monstruos.

MAYO

Sevilla sufrió la invasión de los fans de la saga ‘Star Wars’, mientras el mundo entero (Sevilla incluida) discutía airadamente sobre una serie con no menos seguidres, ‘Perdidos‘. Memevisual compartió con nosotros sus entrevistas a Chiqui Calderón, Zahara y Carlos Chaouen, mientras The Baltic Sea y Dan Kaplan mostraban sus nuevos trabajos.

JUNIO

El calor se instaló definitivamente en nuestras calles, trayendo consigo multitud de acontecimientos. Además del popularísimo cine de Verano de la Diputación, Sevilla acogió dos de los eventos más señalados del año. Por un lado, el festival Territorios, con Salif Keita, Rinocerose, Public Enemy y Eli ‘Paperboy’ Reed como grandes protagonistas. Por otra parte, la ciudad se transformó para recibir a unas leyendas del rock como AC/DC, quienes pusieron boca  abajo el Estadio de la Cartuja.

JULIO

La intensidad de la agenda cultural decreció en la temporada estival, mitigada por la presencia de Clem Snide, el capítulo especial de ‘Mortal Topic’ o la entrevista a los Delinqüentes. La noticia impactante fue el cierre (uno más) de una de las salas de conciertos más importantes de Sevilla, la Q. Con la salvedad, eso sí, de que diría adiós con un centenar de conciertos hasta final de año.

AGOSTO

El ciclo Nocturama puso la música al aire libre , entre otros, de Baby Dee, Friska Viljor, Lali Puna, Exsonvaldes, Suma, Hola a todo el mundo o Bigott. Maga se desmarcaba con un acústico on line y los agentes culturales de la ciudad se unían bajo la plataforma de Sevilla Qultural.

SEPTIEMBRE

Cuando el moreno se nos empezaba a escapar de la piel, el festival Alamedeando copaba el protagonismo con su propuesta multidisciplinar de teatro, conciertos, talleres, proyecciones, y demás. La amenaza de la huelga obligó a retrasar una de las citas claves de 2010:  el megaconcierto de U2, que supuso un éxito sin paliativos.

Estrella Morente se encumbró, una vez más, en la Bienal de Flamenco, y Tote King puso la pimienta con ‘Redes sociales’, primer single del ‘Lado oscuro de Gandhi’. ¿Estamos absorbidos por el Facebook?

OCTUBRE

El cine europeo volvió a atraer todas nuestras miradas con el Festival de Cine, que sigue subiendo y consolidándose como un certamen a tener en cuenta en el territorio nacional.

Volvimos, al fin, a tener noticias de Mundo Ficción, que tras cosechar millones de risas y aplausos con la Trilogía Sevillana, estrenó el trailer de la que será su primera película, ‘El mundo es nuestro’. Y de paso les dio por rememorar los buenos tiempos de Fali y Rafi en Las cosas en su sitio‘.

El de Lori Meyers, por otra parte, fue quizá el último gran concierto de la Sala Q el año de su despedida.

NOVIEMBRE

Cada vez más frío, cada vez más lluvia, pero los conciertos continuaban sucediéndose en Malandar (Centro-Matic), la Sala Museo (Zahara y Miss Cafeína) o en Fun Club (Tulsa y Mañana). Nuevos álbumes llegaban a nuestros oídos de grupos como Úrsula, Blacanova y Pony Bravo, que con ‘Un gramo de fe’ levantó una gran expectación.

DICIEMBRE

Despedimos el año con lo mejor que sabemos hacer, es decir, más crónicas (los Farelli, La Mula y La Banda de la María), entrevistas (Sergio Castañeira, Raimundo Amador), vídeos (Bigott) y críticas (Tricicle, Trisfe).

La última gran noticia del 2010 en ¡WEGO! fue una gran broma que esperamos un día se convierta en realidad: el FIB en Sevilla. Nos parece una buena manera de decir adiós a este 2010, con sentido del humor y también con ilusión. ¿Qué sería de nuestras vidas sin estos ingredientes?

Gracias a todos y muy feliz 2011.

** P.D.: Hoy más que nunca, queremos agradecer su trabajo a los colaboradores (habituales y ocasionales) de ¡WEGO!, sin los cuales, cómo negarlo, la revista se parecería bien poco a lo que es hoy por hoy. Diego Vicente, Ana Carretero, Reyes Cabrera, Pilar G. Angulo, Irene Águila, Marta Tarrés y Noelia Martín de Memevisual.com, el dibujante José Antonio Alonso Barrueco y Laura Redondo. A todos ellos (cómo me olvide de alguno, me cortan la cabeza), gracias.